02 octubre 2015

ABOGACÍA TERAPEUTICA,CONSCIENTE U HOLÍSTICA ?

 En mi forma de concebir este proyecto, y en mi modo de ejercer la profesión; la abogacía terapéutica y la abogacía conscientes, son aspectos de la abogacía holística como género.

Si partimos de la definición de abogacía  holística (http://iluminandoconflictojuridico.blogspot.com.ar/2014/01/abogacia-holistica-concepto.html, ); y de sus fundamentos ; podremos ver  que siempre que hay conflicto hay : dolor, trauma, creencias, ideas o pensamientos y emociones – que raramente son elevadas -. También hay un porqué, un origen del conflicto ( conocido o no ).

Abogacía Terapéutica: 

Cuando apuntamos ( por ej .) a calmar, contener, sostener, sanar, esas emociones; ó a aclarar, desmitificar, destronar o modificar las creencias; ó cuando buscamos y encontramos el origen real y verdadero del conflicto ( o uno de ellos ya que puden ser varios ); y avanzamos hacia el para qué del mismo; estamos trabajando en sanación, y por ende terapéuticamente. 

La forma ideal de abordar éste aspecto, es con el trabajo interdiscplinario ( o al menos multidisciplinario ), con facilitadores de disciplinas tradicionales o complementarias. Muchas veces, esto no es posible, por motivos que exceden este entrada, ( éste es un subtema, o área de la abogacía holística ).
Con a sin trabajo interdisciplinario;  ver  "como considerar esos aspectos ", es parte de la abogacía holística, El facilitador u operador del derecho entrenado en este perfil, deberá considerar todos o partes de esos aspectos ( según hasta donde cada uno, pueda avanzar con cada cliente ).

Por lo tanto, en caso de tener que trabajar sólo; buscará  cumplir con su rol de abogado holístico lo mejor que pueda. Tratará de profundizar en dichos aspectos lo más que su experiencia , práctica y conocimientos le permita.
Pero el hecho de hacerlo hasta donde pueda ( con responsable objetividad ); ya es sanador. Sobre todo para el cliente que está acostumbrado a un trato distinto ( entre otras cosas, a no ser escuchado , respetado, ni considerado como individualidad ). Más de una vez se tomarán cursos de acción que realmente serán un paso mas hacia adelante en el camino evolutivo y de sanación de su cliente ( y no uno hacia atrás como algunas veces sucede con el abordaje tradicional; donde muchas veces solo se considera la letra rígida de la ley positiva y muchas más la voluntad tiránica de una parte o del profesional , dejándose de lado totalmente las motivaciones e intereses reales así como las causas del conflicto).

Este aspecto de la abogacía holística es la parte de abogacía terapéutica. Un ejemplo muy resumido Hace unos meses, hablando con la psicóloga del equipo, le conté como encaré un caso ( hace unos 3 años atrás ), con una Sra. que había sido rechazada por varios abogados. Era evidente que había aspectos para abordarlos con un psicólogo o psiquiatra; pero no fue posible en ese momento ( ni luego ) por su resistencia. Sin embargo, ella llegó a mi por el perfil holístico y lógicamente ese sería el abordaje de su caso.
 En mi opinión jurídica; su trámite sería 100% rechazado. A pesar de ello, y  dado la insistencia del cliente; lo inicié. Lo hice aclarándole ésto y con su consentimiento, mostrándole toda la investigación e interconsultas que hice, para excluir un posible error de criterio profesional. 
Tomé tal decisión, previendo que el rechazo del trámite iba a ayudarla a dejar esa etapa atrás Si no era así, quizás vería su necesidad de recibir una apoyo para hacer ese duelo y cerrar esa historia. Sabía también que ante el rechazo - y a pesar de todo lo conversado - se podía enojar conmigo. Por ello tomé los recaudos del caso,expresando mi parecer profesional en el contrato. Me ocupe del caso con la misma dedicación  de todos los demás; a pesar del pronóstico negativo ( aquí el objetivo era terapéutico, más que jurídico- no había derecho que defender pero si creencias para erradicar - ). Ella estaba siempre informada de lo que yo hacía y como iban las cosas. El trámite fue rechazado.
La psicóloga me dijo que fue muy posible, que con la forma de encarar el tema , evité que ésta Sra. padeciera un crisis o brote xxx ( prefiero no repetir conceptos o términos psicológicos o psiquiátricos). Posteriormente, esta cliente/ paciente, vino a trabajar en sesión jurídico terapéutica su vínculo  profesional con otra colega - que le llevaba hacía años otra causa - ( buscamos limpiar y transmutar varias emociones negativas y  algunas encontradas ). Luego me recomendó con una amiga para que yo fuera su abogada .

Abogacía consciente: 

Este es uno de los pilares básicos, de la abogacía holística, conforme el perfil que yo fuí co - cocreando en estos 30 años.

Para trabajar como abogados holísticos, debemos ser “ conscientes “. 
Conscientes en varios sentidos . Ser conscientes de nuestro clientes , de que le pasas y que sienten, ser conscientes de nosotros mismos – muy importante – saber que emociones nos despierta el cliente, la contraparte, su abogado;  el caso en sí mismo. Impidiendo que digiten la solución del caso, o nublen nuestra objetividad. Caso contrario no seremos operadores o facilitadores del derechos objetivos; que podamos serles de utilidad a un cliente. Cada uno, hará esto lo mejor que pueda. Pero para hacerlo hay que reservar el espacio interno y de tiempo para ésta práctica.

Ser conscientes de esa responsabilidad, requiere que el abogado ya esté en su proceso de despertar de consciencia; de lo contrario, éste aspecto le será sumamente difícil. Algunos colegas ya comenzaron dicho camino, pero están en la etapa de quizás ni saberlo ( aún no son conscientes del comienzo de su proceso )

Esta es otra área de la abogacía holística y es parte fundamental de la capacitación y formación en el perfil.

Este aspecto es el que podemos llamar abogacía consciente.
Como holístico implico totalidad, unidad, integridad y integralidad; etc; es evidente que el desarrollo de cada uno de estos aspectos coordinadamente, hacen a la abogacía holística en  sí misma. 
Debemos considerar que los abogados - si bien estamos para colaborar con la solución del conflicto jurídico -;  algunas veces somos quienes ( muy a nuestro pesar ), lo generamos. Ello tiene que ver con la “ consciencia o no “ que tengamos de nuestro rol profesional y nuestro nivel de aceptación del hecho qué  - como profesionales del derecho -; desde el mismo momento que tomamos la consulta, somos una parte más involucrada en el conflicto, con nuestras propias ideas, creencias, emociones, intenciones, etc;  y por ende debemos ser conscientes y responsables de ello e intentar que nuestro propio bagaje no lo agudice o complique.

Se agradece a quienes deseen realizar este cambio de consciencia, o impulsar la existencia de profesionales del derecho con este perfil; comentar, compartir, difundir  la real posibilidad de ejercer en la práctica con este perfil, y de cimentar este cambio.

Tiene libertad de compartir, difundir o utilizar la presente información en forma total o parcial, mientras respete el derecho de autor, se agregue la fuente donde fue publicada originalmente, y no se la utilice con fin económico alguno. La protección incluye a las denominaciones de abogacía ( o abogad@ )  holístic@, terapéutic@ y/ o consciente en forma conjunta o separada ( para definir un modo o estilo de trabajo profesional ); sin contar con mi autorización expresa por escrito. Para ello previamente deberá realizar un entrenamiento mínimo cuya duración dependerá de varios aspectos de la persona interesada ( ej: filosofía de vida, cualidades innatas o adquiridas, trabajo interno realizado, experiencia práctica; etc ).  Las imágenes fueron tomadas de la web. Si existe algún derecho sobre ellas, me disculpo y agradezco se mi informe para bajarlas.